Manejo activo o fisiológico del alumbramiento de la placenta y riesgo de hemorragia

La hemorragia posparto es una de las primeras causas de muerte materna en el mundo.

La evidencia disponible apoya el manejo dirigido de la tercera fase del parto para prevenir la hemorragia postparto, aunque las investigaciones disponibles incluyen mujeres de riesgos variables y por tanto no han diferenciado los resultados entre mujeres que tuvieron un parto fisiológico o mujeres que tuvieron un parto medicalizado con complicaciones.

Esta investigación realizada con los resultados de 2322 partos de un hospital con servicio de matronas de estados unidos ha examinado el riesgo de hemorragia posparto y la efectividad del manejo activo del alumbramiento de la placenta con oxitocina utilizando un análisis de clase latente.

Los resultados encontraron que en el grupo de mujeres con partos más fisiológicos y menos inducciones y distocias, la utilización de fármacos para el manejo activo del alumbramiento de la placenta se asoció a mayor riesgo de hemorragia postparto y retención de placenta.

Mientras que en el gupo de mujeres que tuvieron partos más medicalizados y distocias el riesgo de hemorragia fue superior y la utilización de fármacos para el manejo activo del alumbramiento de la placenta se asoció a una reducción significativa del riesgo de hemorragia.

El estudio concluye que el manejo activo del alumbramiento de la placenta podría no ser beneficioso para los partos fisiológicos y aconseja seguir investigando sobre el tema.

Más información:

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/birt.12384

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *