El cuerpo

Ama este cuerpo que a pesar de no reconocer es tuyo.

Ámale por haber sido capaz de concebir, gestar, parir y alimentar a tu bebé.

Ama cada estría, cada mancha, cada cicatriz porqué son muestras de que albergaste vida.

Aunque a veces lo cambiarías por el de antes, luego te arrepientes y te das cuenta que en realidad no volverías atrás.

Porque este cuerpo, aunque estéticamente no perfecto, regala vida por cada poro de su piel.

Porque este cuerpo es muestra de poder, felicidad y amor.

Ama este cuerpo que a pesar de no ser el que conocías ahora es mejor, más pleno, más completo.

Se amable con él, porqué aunque la sociedad, la publicidad y la cultura dicten que no debes, haciéndolo romperás esquemas patriarcales.

Ámale por encima de todo, porqué tus hijos aprenderán a amar su propio cuerpo solamente si tu amas el tuyo.

Ámale porque fue capaz de darte lo que más quieres en este mundo.

Ashlee Dean Wells Photography

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *