Introducción de alimentos sólidos y autoregulación

La Organización Mundial de la Salud así como la Asociación Española de Pediatría o la Generalitat de Catalunya entre otros organismos oficiales recomiendan lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses de vida y hasta mínimo los dos años de edad complementando con otros alimentos.

A partir de los 6 meses y hasta el año de edad empieza la introducción de alimentos sólidos si se cumplen las tres premisas básicas:

  1. El bebé se aguanta sentado
  2. Tiene interés por la comida
  3. Ha perdido el reflejo de extrusión

Es una introducción porqué bajo ningún caso se trata de sustituir la leche materna o en su defecto la leche de fórmula por comida, sino que la alimentación principal sigue siendo la leche. Los sólidos son complementarios, y esto debe quedanos muy claro.

Así que si tenemos claro lo anterior, entenderemos que estos 6 meses (de los 6 meses hasta el año) son un espacio muy valioso de tiempo para poder descubrir y familiarizar el bebé con los alimentos sólidos asi como para crear unos hábitos saludables con la comida.

De nada nos servirá este precioso período si no lo aprovechamos bien. Debemos asegurarnos de que el bebé descubre todos los alimentos, texturas y sabores (a excepción de la miel, los azúcares, la sal, los espinacas o acelgas, marisco con alto contenido de cadmio, los lácteos o frutos secos). No importa el orden de introducción, sólo hace falta respetar un margen de 3 días cada vez que introducimos un alimento nuevo.

Si damos triturados, estaremos de entrada privando al bebé de explorar las diferentes texturas y sabores. Los bebés saben masticar la comida por instinto, si no potenciamos esta cualidad, se acaba perdiendo y luego se tiene que recuperar de nuevo más tarde. Además debes saber que masticar tiene una influencia directa con el habla.

Difícilmente se atragantan, los bebés saben gestionar bien los sólidos y a través de la arcada acaban expulsando el alimento que no pueden gestionar bien, pero siempre recomiendo un curso de primeros auxilios antes de empezar con la alimentación complementaria.

Normalmente los que no lo gestionan tan bien son los adultos. Por esto siempre digo a los padres que si les da pánico introducir los alimentos de esta forma no lo hagan. Porque es esencial la confianza hacia nuestros hijos y estar seguras de que sabran gestionar bien la comida. Es un aprendizaje para ellos pero también para nosotros. Nuestras reacciones y sentimientos hacia cómo lo gestionan serán determinantes para su autoestima y su relación con la comida.

Es muy fácil dar y controlar nosotros lo que comen. Es muy difícil dejar que sean ellos quiénes gestionan todo el proceso, desde la cantidad de comida a la comida que quieren o no ingerir. Y es difícil porqué requiere de confianza absoluta.

Con la introducción de la comida tenemos una de las primeras pruebas de confianza hacia nuestsros hijos. Elegir el control y la seguridad o la confianza y el respeto.

Yo elegí el sentido común. Porqué para mi, lo normal y saludable es alimentar a nuestros hijos respetando sus tiempos y ofreciendo comida de verdad. Un bebé debería poder crecer sin necesidad de entrar jamás en una farmacia.

Si escuchamos a abuelas, abuelas que vivieron sus maternidades antes de la era en que las industrias alimentarias usurparan en el sentido común de las madres, os contarán que los niños tomaban teta, y empezaban a comer el día que mostraban interés desde el regazo de su madre y con la comida que ésta tenía en el plato.

Y es que no se trata solamemte de sentido común, se trata de que las recomendaciones oficiales son éstas. A día de hoy ningún profesional de la salud debería recomendar empezar la alimentación complementaria con triturados a los 4, 5 o 6 meses.

Primero porqué va en contra de las recomendaciones y la evidencia y por tanto este profesional no está actualizado. Segundo porque normalmente estas papillas son una mezcla de varios alimentos juntos saltandonos las premisas básicas de esperar 3 días entre alimentos y por tanto pueden aparecer alergias. Y por último porque estaremos embutiendo a bebés de comida que jamás ingerirían por si solos, fomentando la obesidad infantil y además reduciendo así el aporte de leche materna que ingerirá el bebé a lo largo del día. Y la leche no debería ser sustituida bajo ningún concepto porque es esencial para el neurodesarollo.

Aprovecha esta maravillosa oportunidad de introducir alimentos a tu hijo de forma sana, respetuosa y racional. Aprovecha para fomentar hábitos saludables y ofrecer comida de verdad. Aprovecha para enseñar que la familia come siempre junta, los bebés no van primero, comen con todos los demás miembros. Aprovecha para fomentar la confianza y la autoestima de tu hijo a través de la comida. Enseña con el ejemplo. Deja que sea él quien gestione cómo y qué comer.

Da igual si hoy come mucho o poco o nada. Tu ofrece y deja que experimente. Recuerda que no se trata de comer, sino de mucho más.

8 opiniones en “Introducción de alimentos sólidos y autoregulación”

  1. Els espinacs i les bledes tampoc fins a l‘any? No ho sabia… per què?

    Nosaltres amb el nostre fill va introduir el menjar tal com expliques i va ser fantàstic viure tot el procés. Ara que estem a punt del segon, repetirem segur!

  2. Laia!! Gracias por todos tus escritos!
    Tengo un bebé de 8 meses, es mi segundo hijo. Estamos introduciendo sólidos desde los 6 meses y habíamos comenzado a darle sólo textura puré ( frutas, verduras y cereales) pero observándolo, nos atrevimos a ofrecerle la fruta entera, pelada y él va succionando y mordiendo ( aunque no tiene dientes) con mucho gusto, alegría y seguridad. También hemos comprobado que si tiene en su boca un trozo que no puede mover o masticar, lo expulsa y continúa con la pieza de fruta. Para mí, la lactancia es sagrada! Pero he comenzado a trabajar y cada día de 14:30 a 20 no le doy el pecho. Me siento muy triste por esto. Estoy viendo la posibilidad de extraerme leche en la escuela ( soy maestra en escuela de música) y dársela a mi esposo a media tarde para que se la ofrezca en biberón, pero…. no lo tengo claro.
    Gracias por acompañarnos en este proceso familiar!

    1. Gracias por tu comentario. A esta edad si se pasa unas horas sin ti, seguramente recupere cuando llegues la leche que no ha tomado mientras no estabas. Si no estás tranquila siempre puedes dejar leche extraída y que se la den en vaso por la tarde, además de otros alimentos. Pero si cuándo llegas de trabajar tiene accesso libre y a demanda al pecho él mismo se regulará. Un abrazo

  3. Hola Laia, fa temps que et segueixo i estic seguint el Blw. Fa poc que hem començat i la meva filla aixafa tot el menjar amb les mans de manera que no li arriba res a la boca. De manera que el que faig és omplir-li una precullera amb el que ha desfet i la hi deixo a la safata. Ella l’agafa i menja de la cullera. Estic impedint així tot el tema de la masticació? Quina alternativa em donaries? Gràcies!

    1. Si fa poc que heu començat, segurament encara està en plena fase de descobiment i experimentació de textura. No pateixis que aviat el que agafa o xafa amb la mà ho portarà a la boca. Una abraçada i gràcies per seguir-me❤️

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *