Mi bebé no duerme por las noches

Cuantas veces he escuchado a alguien decir mi bebé no duerme por las noches. Como profesional procedo a hacer una anemnesis para averiguar a que se refieren realmente los padres con no dormir.

Es entonces cuando me doy cuenta que el bebé que en teoría no duerme, es un bebé completamente normal que duerme las horas que en realidad duerme un bebé de su edad.

El problema no són los bebés, el problema somos los adultos. Tenemos bebés pensando que seguiremos durmiendo por el resto de nuestros días como dormíamos antes de ser padres. Y esto es nada más y nada menos que fruto de la ignorancia, el desconocimiento, la desinformación y el egoísmo.

Porque realmente es increíble que un ser adulto piense que un bebé es capaz y debe dormir una noche entera. Creer que un bebé puede dar la vuelta al reloj por la noche sin despertares va contra toda ley biológica.

Un bebé sano y con un comportamiento normal necesita despertar de noche para alimentarse y mamar,  para comprobar que sigue a salvo y cerca de su madre, para sentirse protegido y seguro.

Es prácticamente imposible, sin utilizar métodos dañinos y que tienen repercusiones conocidas, conseguir que un bebé duerma toda la noche y nos deje descansar cómo nos gustaría hacerlo a los adultos para poder seguir con el ritmo marcado por el capitalismo más cruel.

Si dejáramos de anteponer nuestras necesidades a las de nuestros bebés, si fuéramos más empaticos y sensibles con sus necesidades, si dejáramos a un lado nuestros egos y nos pusiéramos por un momento en su piel, la de una pequeña cría dependiente y vulnerable, dejaríamos de quejarnos de lo que la naturaleza ha previsto.

Y es que realmente los despertares nocturnos y las tomas nocturnas son claves para el éxito de la lactancia materna. Si no hay estimulación del pecho durante la noche, cuando la prolactina tiene su pico máximo, la producción de leche disminuiría.

Los bebés son seres extraordinarios, saben lo que necesitan, y lo piden. Si les facilitamos y damos lo que precisan, se sentirán satisfechos para seguir con su sueño. Es decir, no podemos pretender que no despierten, pero podemos conseguir que los despertares sean fáciles si les damos lo que nos piden, que es alimento y calor.

El colecho seguro es uno de los mejores recursos que tienen las familias porque facilita la vida y la lactancia. Sabemos por evidencia científica que las mujeres y bebés que duermen juntos tienen lactancias más largas y satisfactorias.

Entonces, tu bebé despertará, lo hará durante mucho tiempo, no te puedo asegurar cuantos meses o años, porque cada bebé es único y perfecto tal y como es. Como madre debes acompañarle en sus necesidades, y la mejor forma de hacerlo para descansar más horas y mejor es colechando. Cuando tu bebé despierte y te sienta a su lado, mamará y se dormirá de nuevo, sabiendo que puede estar tranquilo y seguro, porque tu sigues y seguirás a su lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *