Teta o biberón, al final todos crecen igual

¿Cuantas veces has escuchado gente defender esta frase tan popularizada? Por que yo muchas… Así que me he decidido a escribir un post sobre ello.

Si, teta o biberón, todos crecerán. Porque si hablamos de alimento, ambas cosas lo son.

Pero es muy reduccionista limitar la lactancia materna a un alimento, porque es mucho más.

La lactancia materna es alimento, nutrición, inmunidad, protección, comunicación, consuelo, amor y además es económica y ecológica.

La lactancia materna ha mostrado beneficios para el bebé y la madre que jamás podrán ser conseguidos por fórmulas artificiales.

Los beneficios para la madre incluyen:

  • Menor riesgo de osteoporosis
  • Menor riesgo de enfermedades cardiovasculares
  • Menor riesgo de cáncer de ovario y de mama
  • Pérdida de peso más rápida tras el parto e involución del útero materno

Para el bebé, los beneficios de la lactancia materna incluyen:

  • Menor riesgo de obesidad
  • Menor riesgo de diabetes
  • Menor riesgo de enfermedades gastointestinales
  • Menor riesgo de enfermedades respiratorias
  • Menor riesgo se eczema
  • Menor riesgo de alergias
  • Menor riesgo de leucemia
  • Menor riesgo de meningitis
  • Menor riesgo de muerte súbita

La lactancia materna es la primera fuente de inmunidad para los bebés y es por este motivo que la lactancia materna es una inversión de salud a corto y largo plazo.

La lactancia materna es un problema de salud pública, porque invertir en lactancias es invertir en la salud presente y futura de nuestros hijos. Es una acción preventiva y que ahorra mucho dinero al sistema de salud.

Según la OMS y UNICEF, si todos los bebés pudieran recibir lactancia materna durante los primeros dos años de vida, se podrían evitar 820.000 muertes al año.

Pero es que además, según UNICEF, la lactancia materna podría evitar 20.000 muertes por cáncer de mama al año en el mundo.

Así que dar la teta no puede ser comparado con dar el biberón. Dar la teta salva vidas y va mucho más allá de una forma o no de alimentación.

La leche de fórmula artificial fue y ha sido un gran avance tecnológico. Poder disponer de un substituto seguro en caso de necesidad también salva vidas. Pero la leche de fórmula no debería ser vista como una alternativa, sino una necesidad.

Entonces para finalizar ¿todos los bebés crecerán igual? Pues depende de a que nos referimos. Crecer en volumen y altura, si, crecerán igual con teta o con biberón. Pero si vamos más allá y miramos en términos de salud, no es lo mismo ni tendrán la misma protección frente a ciertas enfermedades.

Imagen de la autora. Prohibida su copia.

2 opiniones en “Teta o biberón, al final todos crecen igual”

  1. Nuestra sociedado no está preparada para una LM hasta los 2 años. Es mas, la baja maternidad es hasta las 16 semanas (mi bebé no tendrá ni 4 meses!!) y yo ya tendré que trabajar.
    Deberíamos salir a la calle y organizar una minfestación para el respeto de esta práctica y valores.

    1. Así es, vivimos en uno de los países europeos con peor baja maternal y políticas de conciliación… Se está luchando porque esto cambie, pero parece que la voz de las mujeres no se escucha. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *