No es una moda

Ni la lactancia materna a demanda ni el colecho ni la introducción de alimentos normales y de forma autorregulada a bebés es una moda.

No es una moda responder a las necesidades fisiológicas de nuestros hijos a través del sentido común, la información y el instinto.

Durante toda la eternidad los bebés se han alimentado de pecho a demanda. No existían chupetes de plástico que pudieran sustituir la succión del pecho de mamá hace unas décadas ni leches de fórmulas adaptadas.

La lactancia materna era y es lo normal. Lo que nuestros cuerpos esperan y se han preparado durante meses para que ocurra una vez nace nuestra cría.

El destete se producía cuando el bebé decidía, sin importar la edad, porqué nadie había inventado términos de menosprecio cómo la “lactancia prolongada”.

No existían horarios ni restricciones porque ésto fue un invento del patriarcado cuando salieron las primeras leches de fórmula en su intento de convencer a las mujeres que estar en cuerpo y alma para nuestros hijos no era productivo.

Mejor bebés desapegados, con horarios fijos para que no molestaran, mujeres rentables para el capitalismo feroz y pechos sexualizados.

Tampoco es una moda dormir juntos, es sentido común, supervivencia y comodidad.

No existían habitaciones o cunas de barrotes. Los bebés hubieran muerto de frío o en boca de un depredador si hubieran dormido solos. Si querías que tu bebé sobreviviera debía dormir pegado al cuerpo materno.

Y hoy en día no es una cuestión de supervivencia pero si de comodidad, apego, vínculo y que facilita la lactancia materna a demanda y aumenta su duración de forma significativa porqué es la opción que ofrece mejor descanso para ambos, madre y bebé.

Tampoco es una moda introducir alimentos normales y de forma autorregulada cuando el bebé está preparado y muestra interés.

Las papillas industriales ultraprocesadas aparecieron hace muy pocos años. Lo normal era que los bebés, desde el regazo de su madre, empezaran a experimentar y probar lo que ella comía, y poco a poco fueran introduciendo los diferentes alimentos. Sin orden, con sentido común.

Lo que intentamos hacer es recuperar los cuidados esenciales des del instinto y la conciencia.

Lo que queremos es abandonar la moda que sí apareció hace pocos años intentando desmaternizar la crianza a base de alimentos poco saludables, artilugios de plástico y conductismo para adiestrar a bebés para que durmieran solos.

No es una moda criar des del corazón, la moda fue hacernos creer que no debíamos hacerlo.

Y los daños han sido demasiados. Es hora de volver a recuperar nuestras crianzas.

5 opiniones en “No es una moda”

  1. Gracias por escribir sobre esto, parecemos bichos raros por hacer lo que hacían nuestras abuelas.

    Cada día es la misma cantinela…
    Y el chupete? No, no tiene, no lo necesita se calma con su madre o con su padre.

    Y duerme toda la noche? Si, duerme toda la noche, se despierta para mamar y se vuelve a quedar dormida. Pues que suerte que tenéis! Pues si. Ah pero duerme con vosotros!?! Sí. Uy pues que mal. Mal? Descansamos los 3 estupendamente…

    Y con el porteo y los brazos.. no la cojas tanto que se acostumbra! seguido de un ¿la puedo coger? 😡

    Y cuando se queda dormida en brazos o en la mochila… Y por qué no la dejas en el carro o en el sofá o en la cama? Pues porque ella parece que está la mar de agusto y yo también.

    Este mes hará los 6 meses. Hace como 4 o 5 meses que me dicen que tengo que acostumbrarla al biberón!? Cuando digo que no le quiero dar biberón, que pasará de la teta al vaso me tratan de loca.

    En breve empezaremos con el blw y con ello a recibir críticas por no comprar los polvos de la farmacia para las papillas…

    Apuff que hartura! 😥😥😥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *