Esta reciente publicación analizó los resultados de embarazos de bajo riesgo en mujeres Australianas según el lugar de nacimiento que planificaron (parto en casa, casa de partos o sala de partos de un hospital).

El diseño del estudio es poblacional y retrospectivo. Recogieron datos a nivel electrónico de mujeres que dieron a luz entre el año 2000 y 2012 a un bebé único en presentación cefálica nacido entre las 37 y 41 semanas de gestación. De los 1.251.420 nacimientos, 1.171.703 fueron planificados en hospitales, 71.505 en casas de parto y 8.212 en casa.

Los resultados encontraron que las probabilidades de parto vaginal eran mucho más elevadas en el parto en casa, seguido de las casas de parto. No hubo diferencias estadísticamente significantes en el número de muertes intraparto o mortalidad neonatal temprana o tardía entre los tres lugares.

El estudio concluye que para mujeres de bajo riesgo los partos planificados en casa o casas de parto se asocian a resultados maternos muy positivos y sin diferencias en los resultados neonatales según el lugar de nacimiento. Aunque los autores afirman que no se pueden extraer conclusiones firmes.

Más información:

https://bmjopen.bmj.com/content/9/10/e029192


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *