La inmersión en agua durante el parto es una gran medida de confort, pero disponemos de pocos resultados documentados de parto en agua en hospitales.

El objetivo de este estudio fue analizar los resultados de matronas que atendieron partos en agua en dos grandes hospitales de Estados Unidos de tercer nivel.

La metodología del estudio es retrospectiva e incluye una muestra de 397 partos en agua y 2025 partos fuera de ella.

Los resultados encontraron que no hay diferencias en el test de APGAR o los ingresos de bebés en unidades de curas intensivas neonatales. Las mujeres que dieron a luz dentro del agua tuvieron menos riesgo de desgarros de primer o segundo grado y el riesgo de hemorragia posparto fue similar entre grupos.

El estudio concluye que el parto en agua no aumenta los riesgos de resultados desfavorables neonatales ni el riesgo de desgarros perineales o hemorragia posparto para las mujeres.

Más información: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/birt.12473


0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *