Elegí dar a luz en casa

Elegí dar a luz en mi casa porque quería sentirme protegida y segura.
Elegí dar a luz en mi hogar porque quería sentirme en intimidad y confianza con el entorno.
Elegí dar a luz en mi casa porque quería pasear libremente por mi comedor y tumbarme en el sofa cuando me apeteciera.
Elegí dar a luz en mi hogar porque quería ser libre de comer y beber en mi propia cocina mientras me acompañaban las contracciones.
Elegí dar a luz en mi casa porque quería bañarme en mi bañera, tal y cómo había hecho durante todo el embarazo, sabia que las sensaciones tan familiares nos reconfortarían.
Elegí no salir de mi casa cuando me pusiera de parto porque no estaba enferma, soy una mujer sana y mi embarazo era normal.
Elegí parir en mi casa porque estaba informada y el poder de decidir lo tengo yo, nadie más.
Elegí parir en mi hogar rodeada de la gente que yo había invitado, sin extraños ni sorpresas.
Elegí darte a luz en tu casa porque quería darte la mejor y más cálida bienvenida, en tu entorno familiar y conocido, íntimo y nuestro.
Elegí que era nuestro hogar el mejor lugar para tenerte porque nadie más que tu marcaría los tiempos.
Elegí dar a luz en casa porque quería que fuéramos libres en uno de los momentos más trascendentales de nuestras vidas.

Imagen de la autora, prohibida su copia.

2 opiniones en “Elegí dar a luz en casa”

  1. Laia! Preciosa! Emocionada em tens lleginte en el sofà on escoltaves el batec del cor de la Gaia! Quina il.lusió poder gaudir-te amb el teu blog. Una abraçada enorme Laia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *