Riesgo de desarrollar asma según el tipo y modo de alimentación

El tipo de alimentación que recibe el bebé influencia en el desarrollo o no de asma en la infancia. La lactancia materna directa es la mejor forma de alimentación para el bebé y la que mejor protege contra el asma seguida de la lactancia diferida y por último la alimentación con fórmulas artificiales.

Este es el primer estudio que investiga el impacto en la salud de dar leche materna de forma directa o diferida encontrando diferencias significativas en los resultados que podrían sugerir que la leche materna extraída y los procesos de almacenar, mantener o preparar pueden afectar la calidad de la leche materna y sus propiedades.

Más información :

http://www.jpeds.com/article/S0022-3476(17)30946-0/abstract

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *