10 herramientas no farmacológicas para el manejo del dolor en el parto

Las contracciones de parto pueden ser una experiencia intensa para el cuerpo y la mente que a veces requieren ayuda y herramientas externas para traspasar.

Existen opciones farmacológicas y opciones no farmacológicas. A continuación te cito 10 herramientas que pueden ayudarte:

  1. Hidroterapia: El agua es una de las opciones más seguras y eficaces para el manejo del dolor en el parto. Sumergirse en agua durante la dilatación relaja el cuerpo materno, facilita el movimiento durante las contracciones y el descanso flotante entre ellas. La evidencia científica disponible ha mostrado que la inmersión en agua caliente durante el trabajo de parto reduce el periodo de dilatación y la necesidad de utilizar analgesia epidural en el parto sin aumentar los efectos adversos para la madre o el bebé
  2. Masajes: El masaje es una herramienta muy eficaz durante el trabajo de parto que ayuda al cuerpo a producir más endorfinas. La evidencia científica disponible muestra que puede tener un rol importante en el manejo del dolor en el parto además de aumentar la satisfacción materna de forma significativa.
  3. Aromaterapia: Los aceites esenciales actúan como fármacos en el cuerpo. Existen aceites esenciales con propiedades específicas para el manejo del dolor cómo por ejemplo la Lavanda. Algunos estudios han mostrado que la utilización de ciertos aceites esenciales durante el trabajo de parto se asocian una reducción del miedo, el dolor y la ansiedad. Además, combinada con el masaje, ha mostrado reducir la necesidad de analgesia epidural durante el trabajo de parto. Es importante tener conocimiento de las propiedades de cada aceite esencial, pues como los fármacos, existen aceites contraindicados durante la gestación o el parto, incluso con efectos adversos.
  4. Acupuntura: La acupuntura o acupresión son herramientas que han mostrado eficacia para el manejo del dolor en el parto, reduciendo la necesidad de analgesia epidural y mejorando la satisfacción materna. Es una terapia que precisa de conocimientos y formación y solamente debería ser aplicada por profesionales cualificados.
  5. Estimulación Nerviosa Transcutánea Eléctrica (TENS): Es un aparato eléctrico que va conectado a unos parches que se colocan sobre la piel y que emiten pequeños impulsos eléctricos sobre el área donde se ha colocado. Estos impulsos eléctricos interfieren en la señal del dolor que va al cerebro, reduciendo la percepción del dolor y relajando la musculatura. Además se cree que el TENS puede ayudar a la liberación de endorfinas durante la fase temprana del parto. Una vez el trabajo de parto entra en fase activa, el aparato TENS no ha mostrado diferencias en el manejo del dolor.
  6. Hipnosis: El miedo y la ansiedad son factores que influyen de forma negativa en el manejo del dolor. La hipnosis pretende ayudar en el manejo de estas emociones alterando la conciencia a partir de un foco de atención para reducir la percepción externa. La hipnosis puede ser guiada por un profesional durante el parto o bien puede ser autoguiada por la mujer (previa preparación durante el embarazo). La evidencia científica disponible ha mostrado que la hipnosis puede ser una herramienta útil para reducir la intensidad del dolor, la duración del parto y la estancia hospitalaria.
  7. Técnicas de respiración y relajación: Las técnicas de relajación cómo la meditación, la respiración con consciencia o el yoga han mostrado ser técnicas útiles para el manejo del dolor en el parto. La evidencia científica disponible muestra que pueden ayudar a reducir la percepción del dolor así como el número de partos instrumentados además de mejorar la satisfacción materna.
  8. Calor local: Aplicar calor local con una bolsa de semillas caliente o una esterilla en el bajo vientre o las lumbares durante el parto es una herramienta simple y muy útil durante las contracciones de parto que puede ayudar a aliviar las sensaciones intensas de las contracciones.
  9. Libertad de movimiento: Moverse libremente durante el parto y adoptar posiciones verticales según la necesidad del cuerpo durante las contracciones ha mostrado ser clave para reducir la duración del parto, el número de cesáreas, la necesidad de utilizar analgesia farmacológica y reducir los efectos adversos para madre y bebé.
  10. Acompañamiento continuado por parte de una matrona: Estar acompañada por una misma matrona durante el trabajo de parto ha mostrado reducir el número de intervenciones en el parto y aumentar las probabilidades de parto espontáneo sin necesidad de analgesia epidural. Las mujeres que pueden disfrutar del acompañamiento continuado se sienten más satisfechas y en mayor control de su parto según la evidencia científica disponible.
Parto de Noelia
Fotografía de Mireia Navarro

7 opiniones en “10 herramientas no farmacológicas para el manejo del dolor en el parto”

  1. Muchas gracias por este artículo 🙂 Lo único añadiría la maravillosa herramienta de la voz (Canto Prenatal, Canto maternal carnático … ) En realidad hay mucho de respiración y meditación en el uso de la voz, pero la presencia del sonido tiene particularidades muy interesantes que creo que merecerían un punto en esta lista 🙂 ! Un abrazo y de nuevo gracias

  2. Hola, me encanta tu página.
    Estoy haciendo un trabajo y me gustaría saber qué artículos has encontrado sobre la acupuntura que demuestren eficacia. Los que yo he encontrado no la demuestran y es un tema muy interesante. Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *