El postparto en nuestra cultura

Cuando una madre da a luz, todo cambia, y el cuerpo, la mente y las emociones así como la estructura familiar y social necesita un tiempo para reajustarse.

Nuestra cultura enfoca el postparto desde una perspectiva completamente errónea. Focalizamos todo alrededor del bebé, y esto esta mal y es un error fruto de la ignorancia de las necesidades reales de ambos protagonistas.

El bebé solamente necesita alimento, calor y amor que obtiene a través de su madre. Nadie mejor puede cubrir estas necesidades que su madre, que es a la única persona que conoce des de hace más de nueve meses.

Esto puede parecer simple pero es intenso. Entonces, el enfoque debería estar en la MADRE. Y la cultura occidental ha olvidado a las madres. Si no cuidamos a las madres, no cuidamos a sus bebés.

Hemos caído en tal error que felicitamos y alabamos a las mujeres que se recuperan rápido físicamente y salen a la calle los primeros días para volver a «su vida normal».

Hemos olvidado que esto no es lo que una madre y un bebé necesitan. La cuarentena debería ser sagrada, un periodo de adaptación, conocimiento, nido, amor, intimidad y cuidado.

Hemos caído en la superficialidad de visitas superfluas y regalos que no sirven para nada. Una cultura que regala flores a una recién madre, es una cultura perdida.

Hemos olvidado lo esencial, los cuidados nutritivos de la familia, la tribu. Una mujer en el postparto necesita estar en armonía, tranquila y cuidada, solamente así su bebé estará cuidado y su adaptación a su nuevo medio será paulatina y armoniosa.

Una mujer en el postparto debería poder ENTREGARSE por completo a su bebé. Todo lo demás, limpieza, comida, ropa… debería hacerlo la pareja, família, tribu o amigos que la visitan.

La mayoría de culturas no han perdido su foco cómo lo hemos hecho nosotros, la mayoría de ellas cuidan a sus mujeres con masajes, comida y reposo para que ellas puedan cuidar de sus bebés.

Mujer, si estas apunto de dar a luz o tienes a alguien cerca que lo hará, no te preocupes por su bebé, solamente su madre lo puede cuidar. Preocupate de la madre, preguntale que necesita, no hagas visitas en el purperio si no eres familia próxima, no vayas si no te invitan a ir, y si vas, lléva comida, regala un masaje o unas horas de limpieza. Solamente así estarás cuidando de la madre y de su bebé.

Jgl Photography

2 opiniones en “El postparto en nuestra cultura”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *