Monitorización continúa fetal electrónica en embarazos de bajo riesgo a término

La monitorización continúa fetal electrónica es una práctica común en el ámbito hospitalario durante el trabajo de parto.

Éste estudio investigó su utilización en embarazos de bajo riesgo y sus resultados según edad gestacional a término.

La metodología del estudio fue basada en un análisis retrospectivo utilizando datos de un registro de Estados Unidos entre 1992 y 2014.

Los resultados encontraron que la utilización de la monitorización continúa fetal electrónica estaba independientemente asociada a mayor riesgo de cesárea y parto instrumentado.

La monitorización continúa fetal electrónica no se asoció a una reducción de la mortalidad infantil (mortalidad neonatal desde los 0-27 días de vida y mortalidad post natal entre los 28 y 364 días de vida) en embarazos a término.

El estudio concluye que la utilización universal de la monitorización continúa fetal electrónica en embarazos a término de bajo riesgo no está justificada.

Más información:

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/birt.12422

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *