La cesárea es una de las cirugías más comunes en todo el mundo. La vigilancia fetal durante el parto se ofrece rutinariamente para mejorar los resultados neonatales, pero el efecto de los diferentes métodos de vigilancia en las cesáreas sigue siendo incierto.

Esta revisión sistemática y meta análisis pretende evaluar la efectividad de los diferentes tipos de vigilancia fetal y sus relación o no con la cesárea.

Se incluyeron 33 estudios con 118.863 pacientes donde se evaluó la auscultación intermitente y la cardiotocografía (monitorización continua electrónica fetal) con sus diferentes combinaciones.

Los resultados encontraron que la auscultación intermitente redujo el riesgo de cesárea de emergencia en comparación con otros tipos de vigilancia fetal. Ninguno de los métodos evaluados redujo el riesgo de acidosis neonatal, ingreso a unidad intensiva neonatal, resultados desfavorables en el test de APGAR o muerte perinatal.

El estudio concluye que, comparada con otros métodos de vigilancia fetal, la auscultación intermitente parece reducir el riesgo de cesárea urgente durante el parto sin aumentar los efectos adversos maternos o neonatales.

Más información: https://www.cmaj.ca/content/193/14/E468


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *