Las tasas globales de cesáreas han aumentado con los años, incrementando también la moribilidad materna.

Las inducciones del parto también han aumentado durante el mismo período de tiempo, por este motivo, este estudio se dispuso a investigar las diferencias en los porcentajes de cesáreas asociados al parto de inicio espontáneo y del parto inducido en mujeres nulíparas a término con un bebé en presentación cefálica.

El estudio retrospectivo se realizó durante un periodo de 7 años y los resultados encontraron que hubo una diferencia significativa en los porcentajes de cesáreas asociados al parto inducido en comparación con el parto de inicio espontáneo. No se encontraron diferencias en los resultados neonatales entre grupos.

Los investigadores concluyen que el parto inducido se asocia a mayor riesgo de cesárea y por este motivo las inducciones deberían estar siempre muy bien justificadas médicamente.

Más información: https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0301211521002463


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *